“EL VIAJAR NO SÓLO ENSANCHA LA MENTE, LA CONFORMA”    

BRUCE CHATWIN

Definitivamente uno de los beneficios más poderosos del viajar es ABRIR tu mente, hay muchas maneras y pasos para hacerlo, vamos mencionando algunos:

uno de los más importantes es el salir de tu zona de confort, nos encanta estar donde nos sentimos seguras, cómodas, mucho miedo a los cambios, pero no existe una teoría comprobada que si lo haces te vas a morir, al contrario, es donde encontraras más seguridad y confianza en ti misma y es lo que necesitas afianzar en esta vida, para lograr lo que queramos, autoconfianza, autocontrol, pero si no salimos de nuestra zona, ¿Cómo sabremos cuáles son? Viajar nos da eso, al visitar otro lugar, destino, empezar a conocer lo que hay a nuestro alrededor que no vemos a simple vista, esto conlleva a que nuestra mente vaya abriéndose a nuevas experiencias, aprendizajes.

Otro punto es el no tener miedo a ser diferente y a las equivocaciones, cuando viajamos realmente nos encontramos en una posición donde eres tú en tu totalidad, no estas rodeada de la misma gente, siempre serás diferente a otros, y eso nos enseña que es bueno y aprender del resto, ver otras realidades. Cuando viajas, en realidad sacas tu esencia, que muchas veces, la tenemos tapada por el ambiente, circulo en el que estamos rodeadas. Cuando viajas y te equivocas está BIEN, porque es ahí donde el aprendizaje real aparece, es ahí, donde reaccionas diferente en una forma intuitiva y no de culpabilidad, en realidad esto de las equivocaciones deberían ser con el mismo fin en donde estemos, el de aprender de ellas, pero ¿Lo hacemos? Cuando viajamos somos más libres, y tomamos los momentos diferentes así que equivocarnos es una maravilla, porque te llevara a otro punto.

Cuestionamos más las cosas y sobre todo a nosotras mismas, vemos como son la vida, lo “cotidiano” de otros lugares, que no son tan familiares para nosotras, nos ponemos en diferentes situaciones y escenarios, en definitiva, vamos viendo las cosas con otros ojos y vamos viéndonos a nosotras mismas con otros ojos, existe una introspección, de repente tenemos sentimientos encontrados con momentos, cosas, situaciones, con personas que nunca hubieras imaginados, si hubiéramos seguido en nuestra zona.

Abrir tu mente, es algo GRANDIOSO. Al viajar tenemos una perspectiva bastante más amplia sobre los problemas que enfrenta nuestra sociedad, el conocer otras culturas (aunque estén dentro de tu mismo país) desarrolla mayor grado de conciencia. Seguimos nombrando los beneficios de abrir tu mente cuando viajas, trabajas tu flexibilidad, adaptabilidad, tolerancia, que son características que si las adoptamos y aplicamos nos funcionará para toda nuestra vida en general.

Lo más lindo de viajar, es que estas tomando un gran reto, arriesgarte hacer cosas diferentes, caminar por nuevos caminos, probar nuevas comidas, moverte como no lo hiciste antes, vencer miedos e inseguridades, probar tus diferentes capacidades, ¡trabajarlas!

¡¡Abramos nuestra mente!! Aprendamos, soñemos más, pero sobre todo actuemos, SALGAMOS a descubrir lo que tenemos a la vuelta de nuestra ciudad, a la vuelta del río, de la montaña, de una frontera.

“LA MENTE QUE SE ABRE A UNA NUEVA IDEA JAMÁS REGRESA A SU TAMAÑO ORIGINAL”.

Recommended Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.