Escuchamos y pensamos en esta palabra quizás casi todos los días de nuestra vida, en que tenemos que ejercitarnos para estar, sanos, en forma, con más energía, aumentar nuestra resistencia, por diversas y varias razones más, somos conscientes que nos ayuda en nuestro carácter y nuestra disciplina, es un hábito muy importante que sabemos que tenemos que construir para nuestra vida.

Hay tantas maneras de hacerlo, ya sea en gimnasios, parques, nuestra propia casa, existen diferentes tipos de deportes y actividades que podemos realizar, donde simplemente movamos nuestro cuerpo, son innumerables los ejemplos y estoy segura de que algunos o por lo menos uno de ellos, lo podemos hacer. El ejercicio físico ayuda a todo nuestro sistema inmune, somos más resistentes a enfermedades, el desarrollo mental es también un ejercicio, el aprendizaje continuo, hace que no nos volvamos obsoletos.

Cuando viajamos preparamos nuestra mente y cuerpo, para descubrir nuevas cosas, para caminar y ver que podemos encontrar en ese destino, nos arriesgamos a intentar nuevas cosas que quizás en tu lugar, no las puedes hacer, o no tienes acceso tan fácil. De repente sale mucho más nuestra naturaleza salvaje, ese movimiento, esa adrenalina de descubrir nuevas experiencias, de probar nuestras capacidades de una manera diferente. Si estas en un lugar donde nunca estuviste antes, lo quieres DESCUBRIR lo más que puedas, y para eso, te tienes que MOVER, y no solo es el hecho de trabajar nuestra parte física, cuando viajamos trabajamos bastante nuestros sentidos, nuestros movimientos, reímos más y solamente ahí se trabaja aproximadamente 12 músculos faciales, porque es verdad, cuando una viaja es más feliz y sonríe más. El sentimiento y el deseo de aprender cosas que ese lugar nos esta brindando, hace trabajar nuestra mente. Después de un viaje, llegamos, renovadas, motivadas y esto conlleva a que simplemente nos sintamos mejor.

Son infinitos los beneficios de viajar, pero acá pondré solo un par de ejemplos que tratan de este tema de ejercitar.

  1. VIAJAR MEJORA TU SALUD: muchas personas viven en un constante estrés, por vivir en un mundo que cada vez nos exige más, el viajar ayuda a nuestro corazón, las hormonas de estrés bajan, disminuye la presión arterial, nos sentimos más motivados con la vida Evitamos caer en el agotamiento continuo que nos trae nuestra rutina. EL VIAJAR ES MEDICINA.
  2. VIAJAR INCREMENTA TUS CONOCIMIENTOS Y FORTALECE TU EDUCACION: El aprendizaje es continuo, afinamos más nuestros sentidos, el hecho de interesarnos y ver cosas nuevas, hace que nuestra mente se renueve.

Cuando viajamos de por si una ley es que nos soltamos más, muchas mujeres que son más tímidas, por ejemplo, de repente bailan, como nunca lo hicieron antes en delante de otras personas. Se pueden dar tantos ejemplos, de como nos ejercitamos cuando viajamos que no tenemos idea. El viajar es un ejercicio que no lo podemos perder, una vez que agarramos el ritmo, nos costara soltarlo, como cualquier hábito que ya lo tengamos bien plantado, trataremos de hacerlo cada vez con mas frecuencia, y como siempre lo menciono, no se necesita montón de días para hacerlo, con 2 ya es mas que suficiente.

Organicemos, agendemos estos tiempos, que tanto bien nos hará ejercitar, nuestro físico, nuestra mente y sobre todo nuestro corazón.

Recommended Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.