Organización previa antes de un viaje

¿Piensas que es importante organizarte antes de realizar un viaje?

Pues la respuesta es sí. Cuando se habla de organización a veces solo lo relacionamos con temas de trabajo, estudio, pero dejamos olvidados algunos objetivos de vida, personales, simplemente de nuestro día a día, y esto nos pasa muchas veces por que nos falta aprender a organizarnos y definir exactamente lo que queremos hacer o donde llegar, no solamente en un ámbito laboral. Nos enfocamos mucho en el objetivo general, dejando los específicos de lado sabiendo que mientras más precisos y concretos estos sean son mucho mejor.

Hablando de viajes que es nuestro tema, es como que el destino es nuestro objetivo general, estar en ese lugar que lo venimos deseando y añorando, pero no identificamos el camino, el cómo, los pasos que tenemos que andar, para llegar a dicho destino y esos vendrían hacer los objetivos específicos para llegar a nuestro destino y es ahí donde muchas veces nos perdemos en la planificación y organización de estos.

¿Como nos podemos organizar antes de emprender un viaje?

Acá les dejo algunas sugerencias y consejos de cómo nos podemos organizar para armar un viaje antes de llegar a destino.

  1. Qué lugar visitar: Este punto es fácil, ya que estoy segura, que venimos desde hace tiempo identificando que lugares nos llaman la atención, e incluso tenemos lista de nuestros destinos por visitar, puede ser porque alguien nos lo recomendó, nos llama la atención, porque hay algo muy específico que queremos conocer y visitar en dicho lugar, el internet nos llena de imágenes de diferentes lugares todo el tiempo, su historia, paisajes, y así se puede ir nombrando miles de motivos para querer conocer ese lugar. Muchas veces no nos guiamos por el lugar como tal, sino por el porqué, que eso es aún más interesante.
  2. Identificar las actividades que hay en ese destino: Una vez identificado ese llamativo destino que queremos visitar, es momento de identificar que actividades nos ofrece, cuales van acorde de lo que queremos experimentar y aprender, empaparnos un poquito de lo que viviremos. Esto lo vamos viendo, según nuestros gustos, si es más naturaleza, fotografía, aventura, historia, relajamiento, diversión, etc. También es valido el no saber que nos espera en ese lugar y dejar sorprendernos, pero estoy segura de que alguna, aunque sea solo uno actividad de lo que haremos allá, la sabemos de ante mano 😊
  3. Organizar la experiencia: Organizar el tiempo con el que contamos, incluyendo tiempo de viaje, desde que salimos de nuestras casas, que trasporte usaremos. Que opciones de alojamientos, si queremos, hotel, alquiler de departamento, cabañas, camping, quedarnos donde algún conocido esto lo decidimos según locación, disponibilidad, presupuesto. Ver tema de la comida, puede ser un inconveniente o no, accesibilidad a restaurantes, zonas, comerciales, mercados, etc. Si vamos a una ciudad, tenemos un abanico de opciones, pero si optamos por un pueblo, más pequeño, alejado, ahí cambia un poco la figura, pero al final del día no queremos no estar preparados para un fin de semana en un lugar recóndito y no tener que comer, entonces la idea es justamente eso, ver esos detalles para que el viaje sea más eficiente en cuestión de tiempo y no justamente perderlo en hacer cosas que podríamos haberlo organizado con anterioridad.
  4. Organizarte antes del día de viaje: Pasa muy a menudo que cuando es el gran día de viajar, de repente nos dimos cuenta, de las miles de cosas que tenemos que dejar listas antes de partir a nuestra aventura y eso definitivamente nos estresa, además como por arte de magia, aparecen eventualidades con las que no contábamos y nos consume mucho más del poco tiempo que teníamos, lastimosamente dejamos todo para lo último, pensando que el día antes del viaje tiene 48 horas en ves de 24, GRAN ERROR! Entonces este punto es muy importante la idea de realizar un viaje es despejarnos, liberarnos, preparar nuestra mente y corazón para experiencias nuevas, pero si de repente dejamos nuestras actividades mal hechas, inconclusas, con pendientes estoy segura de que nuestro enfoque no estará bien durante el viaje, porque estaremos justamente pendientes de esos detalles. Aprender a organizarnos antes del viaje es crucial.
  • Tareas de la casa: Tratar de dejar lo más ordenado posible nuestro hogar, esto ayuda mucho a la mente, después de un viaje, saber que llegaremos a un lugar ordenado limpio y que no tenemos cosas grandes por hacer es parte de nuestra paz, más aún después de haber vivido un viaje intensamente, nos demos el tiempo de dejar nuestra casa ordenada.
  • Trabajo: Llevarnos trabajo a un viaje, no es la idea, pero tampoco dejar acumulados pendientes para nuestra vuelta, la organización sigue siendo la palabra clave en todo este asunto. ¿Por qué? Porque a nuestra vuelta quizás caigamos en la trampa de decir, “mejor no hubiera ido, porque ahora estoy hasta el cielo de trabajo y me falta tiempo para ponerme al día”, puede llegar a ser un desmotivante para futuros viajes, además la idea es ir ligera de equipaje mental a nuestro destino.
  • Si tenemos hijos: ya sea que viajemos con ellos o no, es importante más aún dejar todo en orden, como adultos podemos acomodarnos más fácilmente a ciertas situaciones o eventualidades que nuestros hijos, pero a un niño dependiendo la edad se puede complicar un poco si necesitamos algo y no lo tenemos, o si se quedan con alguien quien los cuide, dejar todo armando, especificado para que la otra persona no se encuentre en apuros, la tranquilidad para todos los involucrados, no tiene precio.
  • Equipaje: Si nuestro viaje es a las 6am, por favor no hagamos la maleta a las 5am o la noche anterior, deducimos que es lo menos importante muchas veces, pero de verdad que no cuesta nada, un par de días antes ya tener bien en mente que se llevara y si de paso dejamos, la maleta, bolsón, mochila puesta en algún lugar de la habitación, y la armamos, sabremos con tiempo que nos falta, y solo será rellenarla, puede sonar un poco como alguien obsesivo, pero es algo provechoso, así no esteremos en corridas, buscando, el protector solar, repelente, sombrero o cualquier cosas que vayamos a necesitar en el viaje, que de paso, o nos quitara tiempo en destino buscado esos objetos o no los encontraremos.
  • Dinero: Después de haber visto los puntos del 1 al 3 ya sabremos si en nuestro destino, necesitamos, efectivo o el uso de la tarjeta no será un problema, en la mayoría de los pueblos, o zonas muy alejadas, todavía el uso del efectivo sigue siendo la forma de pago más usada, no está demás prever llevar el efectivo necesario, por si no existen cajeros o bancos de donde podamos sacarlo.

Organizarnos antes de emprender un viaje, reduce el riesgo de que el viaje salga un poco caótico, o que se pierda mucho tiempo en temas que nos distraigan de las actividades que realmente fuimos hacer, anticiparnos un poco a futuras eventualidades, y como ya lo mencione antes nos aligera el equipaje mental. No todo tienes que estar estructurado al 100% porque también soy consciente de que aprendemos justamente de las eventualidades que vayan apareciendo en el viaje, y el factor sorpresa como la misma palabra lo dice es una SORPRESA, así que esperar a que nos llegue y a disfrutarla 😉

Recommended Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.